VITAMINA K1 - Advertencias

No se administre durante el embarazo o cuando se sospeche su existencia, a menos que a criterio médico el balance riesgo/beneficio sea favorable. En caso de ser imprescindible su uso por no existir otra alternativa terapéutica, suspéndase temporalmente la lactancia materna mientras dure el tratamiento. La vitamina K en grandes cantidades puede lograr los efectos de los anticoagulantes orales y cuando se administra a mujeres embarazadas puede producir ictericia en el recién nacido. No debe ser administrado a dosis alta a pacientes con trastornos hepáticos.