TRIZIVIR - Interacciones

Los estudios clínicos no han demostrado la existencia de ninguna interacción clínicamente significativa entre abacavir, zidovudina, y lamivudina. Ya que TRIZIVIR® contiene abacavir, lamivudina y zidovudina, cualquier interacción que haya sido identificada individualmente con estos agentes puede ocurrir con el TRIZIVIR®. El listado de interacciones ofrecido a continuación no debe ser considerado exhaustivo, pero es representativo de los grupos de fármacos con los cuales hay que tener precaución. Interacciones importantes del abacavir: con base en los resultados de experimentos in vitro y en el conocimiento de las principales rutas metabólicas del abacavir, el potencial de interacciones mediadas por el citocromo P-450 es bajo. El abacavir no muestra ningún potencial para inhibir el metabolismo mediado por el citocromo P-450 3A4. El abacavir también ha demostrado in vitro que no inhibe a las enzimas CIP 3A4, CIP 2C9 o CIP 2D6. En estudios clínicos, no se ha observado inducción del metabolismo hepático. En consecuencia, existe solo un pequeño potencial para las interacciones de antirretrovirales inhibidores de proteasas con otros productos medicamentosos, que sean mediados por las principales enzimas del P-450. Etanol: el metabolismo del abacavir es alterado por la administración simultánea de etanol, produciéndose un aumento del área bajo la curva (ABC) del abacavir en aproximadamente un 41%. Estos resultados no son considerados clínicamente significativos. El abacavir no tiene efecto sobre el metabolismo del etanol. Metadona: en un estudio farmacocinético, la coadministración de 600mg de abacavir, dos veces al día, junto con metadona, demostró ser capaz de producir una reducción de un 35% del Cmáx de abacavir y el retraso de 1 hora en su Tmáx, pero sin afectar el ABC. Los cambios en la farmacocinética del abacavir no son considerados clínicamente relevantes. En ese estudio, el abacavir aumentó el aclaramiento sistémico promedio de la metadona en un 22%. Este cambio no se considera clínicamente significativo para la mayoría de los pacientes, sin embargo, ocasionalmente puede requerirse la retitulación de la dosis de metadona. Retinoides: los compuestos retinoides, como la isotretinoína, se eliminan por la ruta de la alcoholdeshidrogenasa. En consecuencia, las interacciones con el abacavir son posibles pero no ha sido estudiadas. Interacciones importantes de la lamivudina: debe considerarse la posibilidad de interacciones con otros productos medicamentosos administrados de manera concurrente, particularmente cuando la principal ruta de eliminación es la renal. Trimetoprim: la administración de trimetoprim/sulfametoxazol 160mg/800mg (co-trimoxazol) causa un 40% de aumento en la disponibilidad de la lamivudina, producida por el trimetoprim. Sin embargo, a menos que el paciente tenga deterioro renal, no es necesario ningún ajuste de la dosis de lamivudina. La lamivudina no tiene el efecto sobre la farmacocinética del trimetoprim o del sulfametoxazol. No se ha estudiado el efecto de la coadministración de lamivudina con dosis más altas de co-trimoxazol, tales como las usadas para el tratamiento de neumonía por Pneumocistis carinii y toxoplasmosis. Zalcitabina: la lamivudina puede inhibir la fosforilización intracelular de la zalcitabina cuando los dos productos medicamentosos se usan concurrentemente. En consecuencia, no se recomienda el uso de TRIZIVIR® en combinación con el zalcitabina. Interacciones importantes para la zidovudina: lamivudina: la coadministración de zidovudina con lamivudina produce un 13% de aumento de la disponibilidad de la zidovudina y un 28% de aumento de sus niveles plasmáticos máximos. Sin embargo, la disponibilidad total (ABC) no se altera significativamente. No se considera que este aumento sea importante para la seguridad del paciente y por consiguiente, no es necesario ningún ajuste de la dosis. La zidovudina no tiene efecto sobre la farmacocinética de la lamivudina. Fenitoína: se ha reportado que los niveles plasmáticos de fenitoína disminuyeron en algunos pacientes que recibieron zidovudina, mientras que en un paciente estuvieron aumentados. Estas observaciones sugieren que deben supervisarse cuidadosamente las concentraciones de fenitoína plasmática en los pacientes que reciben simultáneamente TRIZIVIR® y fenitoína. Probenecid: datos limitados sugieren que el probenecid aumenta la vida media plasmática y el ABC de la concentración plasmática de la zidovudina, debido a una disminución de la glucuronización. La excreción renal del glucurónido (y posiblemente de la zidovudina) está disminuida en presencia del probenecid. Ribavirina: el análogo de nucleósido ribavirina antagoniza la actividad antiviral in vitro de la zidovudina y el uso concomitante de TRIZIVIR® con este fármaco debe evitarse. Rifampicina: datos limitados sugieren que la coadministración de zidovudina y rifampicina disminuye el ABC de la zidovudina en un 48% ± 34%. Sin embargo, se desconoce la importancia clínica de este evento. Stavudina: la zidovudina puede inhibir la fosforilación intracelular de la stavudina cuando los dos medicamentos se usan concurrentemente. En consecuencia, no se recomienda el uso de la stavudina en combinación con TRIZIVIR®. Otros medicamentos, incluyendo a la aspirina, codeína, morfina, metadona, indometacina, ketoprofeno, naproxen, oxazepam, lorazepam, cimetidina, clofibrato, dapsona e isoprinosina pueden alterar el metabolismo de la zidovudina al inhibir competitivamente la glucuronización o al inhibir directamente el metabolismo microsomal hepático. Deben evaluarse cuidadosamente las posibilidades de interacción antes de usar tales fármacos, particularmente para terapia crónica, en combinación con TRIZIVIR®. El tratamiento concomitante, en especial la terapia aguda, con medicamentos potencialmente nefrotóxicos o mielosupresores (como la pentamidina sistémica, la dapsona, la pirimetamina, el co-trimoxazol, la amfotericina, la flucitosina, el ganciclovir, el interferón, la vincristina, la vinblastina y la doxorubicina) también pueden aumentar el riesgo de reacciones adversas a la zidovudina. Si la terapia concomitante con TRIZIVIR® y cualquiera de estos productos medicamentosos es necesaria, debe tenerse cuidado adicional, supervisando la función renal y los parámetros hematológicos y, de ser necesario, la dosis de uno o más agentes debe reducirse. Debido a que algunos pacientes que reciben TRIZIVIR® pueden continuar experimentando infecciones oportunistas, puede ser necesario considerar el uso concomitante de terapia antimicrobiana profiláctica. Tal profilaxis incluye co-trimoxazol, pentamidina en aerosol, pirimetamina y aciclovir. Los pocos datos provenientes de los ensayos clínicos no indican un riesgo significativamente mayor de reacciones adversas a la zidovudina durante el uso de estos fármacos.