RISPERID - Advertencias

Producto de uso delicado que debe ser administrado por el médico psiquiatra. No se administre durante el embarazo o cuando se sospeche su existencia a menos que a criterio médico el balance riesgo/beneficio sea favorable. Durante su uso suspéndase la lactancia materna. La risperidona se ha asociado con un menor riesgo en terapia a largo plazo de síntomas extrapiramidales, discinesia tardía, y síndrome neuroléptico maligno. Debido a sus múltiples interacciones, es recomendable consultar fuentes especializadas antes de asociar este fármaco con cualquier otro. Este producto produce sedación, somnolencia, disminución de la capacidad mental y de la actividad refleja. No se administre en menores de 18 años. No exceda la dosis prescrita.