TINZAPARINA SóDICA - Reacciones adversas

Las principales reacciones incluyen manifestaciones hemorrágicas en piel, mucosas, heridas, tracto gastrointestinal y tracto urogenital, especialmente a altas dosis de tinzaparina. Es frecuente la aparición de dolor y hematomas en el punto de inyección y, más raramente, necrosis de la piel. Al inicio del tratamiento con tinzaparina puede observarse trombocitopenia transitoria leve (tipo I), con recuento de plaquetas entre 100.000/ml y 150.000/ml debido a una activación plaquetaria temporal; en general no se producen complicaciones y, por lo tanto, el tratamiento puede continuar. En raras ocasiones se han observado casos de trombocitopenia grave mediada por anticuerpos (tipo II) con recuentos de plaquetas claramente inferiores a 100.000 por microlitro o un rápido descenso hasta menos del 50% del valor inicial. En pacientes no sensibilizados, el descenso en el recuento de plaquetas ocurre generalmente a los 6-14 días de iniciado el tratamiento. En pacientes sensibilizados, la disminución plaquetaria puede ocurrir en las primeras horas. Este tipo grave de trombocitopenia puede ir asociada con trombosis/tromboembolismos arteriales y venosos, coagulopatía de consumo, posible necrosis de la piel en el punto de inyección, petequias, púrpura y melenas. El efecto anticoagulante de la heparina puede verse reducido (tolerancia a la heparina). Menos frecuentemente se han observado reacciones anafilácticas, manifestaciones alérgicas, náuseas, vómitos, fiebre, cefaleas, urticaria, prurito, disnea, broncospasmo, hipertensión, caída transitoria del cabello.