TINZAPARINA SóDICA - Precauciones y advertencias

Debe administrarse con precaución en pacientes ancianos, con insuficiencia renal o hepática, hipertensión arterial no controlada, historia de úlcera péptica u otras lesiones susceptibles de sangrar, punción lumbar, espinal o anestesia epidural, retinopatía o hemorragia vítrea. Se recomienda realizar un recuento de plaquetas antes de iniciar el tratamiento y dos veces por semana mientras dure éste. No administrar a niños, ni a mujeres durante el embarazo y el período de lactancia. En general, las heparinas y, por extensión, la tinzaparina son sólo ligeramente tóxicas. El efecto más importante, observado en estudios de toxicidad aguda, subaguda y crónica, toxicidad sobre la reproducción y mutagenicidad, es la hemorragia causada por la administración de dosis muy elevadas.