TIAGABINA Ficha Técnica (Prospecto)

Acción terapéutica

Antiepiléptico.

Propiedades

Hasta el momento se desconoce el mecanismo exacto por el cual tiagabina ejerce su acción farmacológica, pero parecería aumentar la actividad del ácido gamma aminobutírico (GABA), principal neurotransmisor inhibidor del sistema nervioso central. Se piensa que la tiagabina se une en el terminal nervioso presináptico a la proteína encargada de la recaptación del GABA del espacio sináptico, de esta forma aumenta la cantidad de GABA disponible para unirse a los receptores GABAérgicos postsinápticos. La inhibición de la recaptación de GABA ocurriría en células neuronales como gliales. Estudios in vitro demostraron que la tiagabina no inhibe la recaptación de dopamina, noradrenalina, serotonina, glutamato, colina y posee muy baja afinidad por los canales de sodio y calcio. A concentraciones 20 a 400 veces superiores a las necesarias para inhibir la recaptación de GABA, la tiagabina se une a los receptores histamínicos tipo 1, serotoninérgicos 5-HT1B, benzodiazepínicos y a canales de cloro. Su absorción es rápida y prácticamente completa por el tracto gastrointestinal, con una biodisponibilidad absoluta del 89%. La administración con los alimentos produce un retraso en la aparición del pico máximo de concentración plasmática, pero no modifica la cantidad total absorbida. Su unión a las proteínas plasmáticas es del 96%. Tiagabina se metaboliza principalmente por medio del sistema hepático CYP3A. Menos del 1% se excreta sin cambios por orina y el 14% como dos isómeros 5-oxo-tioleno; el resto se excreta por heces como metabolitos. No se han identificado metabolitos activos y no hay evidencia de que induzca o inhiba al citocromo P450.

Indicaciones

Tratamiento de las crisis parciales, con o sin generalización secundaria, que no se controlan satisfactoriamente con otros medicamentos antiepilépticos.

Dosificación

Adultos y niños mayores de 12 años: vía oral, 7,5-15mg/día, seguida de incrementos semanales de 5-15mg/día. Dosis de mantenimiento: vía oral, 15-30mg/día. En caso de que los pacientes se encuentren bajo tratamiento simultáneo con drogas inductoras de enzimas, las dosis de mantenimiento de 30-70mg/día son bien toleradas. Se recomienda administrar tiagabina junto con las comidas.

Reacciones adversas

Las principales reacciones adversas incluyen mareos, cansancio y somnolencia. Menos frecuentemente se observa nerviosismo inespecífico, temblor, dificultad en la concentración, diarrea, carácter depresivo, labilidad emocional, equimosis, estado epiléptico no convulsivo (Petit mal), confusión, defectos del campo visual y reacciones paranoides tales como alucinaciones, agitación y delirio.

Precauciones y advertencias

Sólo debe utilizarse en adultos y en niños mayores de 12 años. No se considera necesario el ajuste de dosis en pacientes con alteraciones renales y personas mayores, aunque en estos últimos se recomienda administrar con precaución. Se aconseja no interrumpir de manera brusca el tratamiento ya que puede ocasionar recurrencia de crisis; reducir la dosis gradualmente durante un período de 2 a 3 semanas. El tratamiento debe comenzarse con una dosis inicial baja y con cuidadosa observación clínica en pacientes con historia de graves problemas de comportamiento incluyendo ansiedad generalizada y depresión, ya que existe el riesgo de recurrencia de estos síntomas durante el tratamiento. Un estudio de carcinogenicidad a largo plazo en ratas reveló un ligero aumento de la incidencia de adenomas hepatocelulares en hembras, con la dosis más alta de 200mg/kg. La tiagabina no es genotóxica. Ensayos realizados en animales han demostrado que no posee efecto terotogénico; sin embargo, a dosis muy elevadas, presenta toxicidad peri y posnatal. No administrar durante el embarazo y la lactancia.

Interacciones

Las drogas antiepilépticas (fenitoína, carbamazepina, fenobarbital y primidona) aumentan el metabolismo hepático de tiagabina cuando se administran concomitantemente. No tiene ningún efecto clínicamente significativo sobre las concentraciones plasmáticas de fenitoína, carbamazepina, fenobarbital, valproato, warfarina, digoxina, teofilina y hormonas utilizadas como anticonceptivos orales. La cimetidina no tiene un efecto clínicamente significativo sobre los niveles plasmáticos de tiagabina.

Contraindicaciones

Hipersensibilidad a tiagabina, alteración grave de la función hepática, epilepsia generalizada, particularmente las formas idiopáticas con ausencias, síndrome Lennox-Gastaut o formas similares.

Sobredosificación

Los síntomas de sobredosis son somnolencia, mareo, temblor, ataxia o incoordinación y, en casos más graves, mutismo, ausencia y riesgo de convulsión. En caso de sobredosis se recomienda instaurar un tratamiento sintomático.