SOMATOSTATINA - Precauciones y advertencias

Su administración reiterada es conveniente a causa del riesgo de sensibilización. La hemorragia arterial producida por la ruptura de un vaso sanguíneo, observada por endoscopia, debiera tratarse con cirugía. Debido a su acción inhibidora sobre la insulina y el glucagón, la somatostatina debe administrarse con cautela en pacientes hemorrágicos insulinodependientes, puesto que en ellos puede producirse una hipoglucemia temporal, a la que puede seguir hiperglucemia, después de 2 a 3 horas. En estos casos, cuando se administra somatostatina, es aconsejable controlar la glucemia a intervalos regulares (cada 3 a 4 horas). Debe evitarse, en lo posible, administrar simultáneamente carbohidratos que requieran insulina para su metabolismo. Si fuere necesario, se deberá administrar insulina adicional. Al no existir pruebas concluyentes, se recomienda no usar en mujeres embarazadas a menos que el beneficio para la madre supere el riesgo potencial para el feto. El amamantamiento se suspenderá si la madre va a recibir la droga.