RETINOICO áCIDO Ficha Técnica (Prospecto)

Sinónimos

Vitamina A ácida. Tretinoína.

Acción terapéutica

Antineoplásico.

Propiedades

El ácido retinoico no es un agente citolítico, induce citodiferenciación y disminuye la proliferación de las células leucémicas. Sin embargo, su mecanismo de acción preciso no ha sido establecido. El tratamiento produce una maduración de los promielocitos derivados de clones leucémicos, seguida de una repoblación de la médula ósea y sangre periférica con células hematopoyéticas normales. El ácido retinoico no está indicado en los pacientes con deficiencias en el marcador genético característico de la leucemia promielocítica aguda, denominado t; en estos casos deberá instaurarse otro tipo de tratamiento. Sólo es utilizado en pacientes que fueron refractarios a los derivados antraciclínicos o en aquellos en los que dicha terapéutica está contraindicada. El ácido retinoico presenta una buena absorción luego de su administración por vía oral. Presenta una alta unión a proteínas plasmáticas (95%) y su metabolismo es hepático debido a la acción oxidativa de las enzimas del citocromo P450. La eliminación se realiza por las vías renal y fecal.

Indicaciones

Inducción de la remisión de la leucemia promielocítica aguda (APL) subtipo M3, incluidas las variantes M3.

Dosificación

Dosis: vía oral, 45mg/m2 por día, administrados en dos tomas.

Reacciones adversas

Las reacciones adversas más frecuentes incluyen distensión abdominal, arritmias, dolor de oído, edema, fiebre, hipertensión/hipotensión, depresión mental, flebitis, insuficiencia renal, desórdenes oculares, mucositis, rash cutáneo, alteraciones en el sistema respiratorio y un síndrome debido al uso de esta droga que se caracteriza por la presencia de dolor óseo, disconfort o dolor en el pecho, fiebre, respiración corta, dificultad para respirar y aumento de peso. Menos frecuentemente se observa asma bronquial, falla cardíaca, celulitis, coma, convulsiones, dolor y dificultad para orinar, desequilibrio hídrico, alucinaciones, pérdida auditiva, hepatitis u otras alteraciones hepáticas, edema laríngeo, necrosis tubular, somnolencia, dificultad en el habla, ansiedad, confusión, constipación, diarrea, debilidad, insomnio, pérdida del apetito, dolor muscular, sensación general de disconfort, parestesia, agitación, agnosia, pérdida de peso, temblores, debilidad en las piernas y aumento en la frecuencia de la micción.

Precauciones y advertencias

Estudios a corto plazo realizados en animales han demostrado que el ácido retinoico aumenta la incidencia de adenomas y carcinomas hepáticos inducidos por dietilnitrosamina. Además, no presentó actividad mutagénica, clastogénica ni efectos aneuploidogénicos en los test in vitro. El ácido retinoico no afecta la fertilidad en animales pero aumenta la reabsorción fetal, la incidencia de abortos espontáneos y anormalidades fetales en el sistema nervioso central, oídos externos, timo, ojos, sistema musculoesquelético y en los grandes vasos sanguíneos. Se desconoce si el ácido retinoico se excreta por leche materna, por ello se aconseja no administrar a mujeres durante el período de lactancia, ni en niños menores de 1 año puesto que no se realizaron estudios sobre su seguridad y eficacia. Se recomienda administrar con precaución a niños mayores de 1 año debido a la alta incidencia de efectos adversos como cefalea y aparición de seudotumores cerebrales.

Interacciones

Las drogas inductoras del complejo enzimático P450 (glucocorticoides, pentobarbital, fenobarbital, rifampicina) pueden modificar la farmacocinética del ácido retinoico. De la misma manera, las drogas como el ketoconazol, cimetidina, ciclosporina, diltiazem, eritromicina y verapamilo que inhiben a las enzimas encargadas del metabolismo hepático del ácido retinoico modifican su farmacocinética.

Contraindicaciones

Hipersensibilidad a esta droga u otros derivados retinoides y en aquellos que padezcan de leucocitosis.

Sobredosificación

No se conocen casos de sobredosis. Los síntomas observados con otros derivados retinoides incluyen dolor abdominal, ataxia, debilidad y dolor de cabeza.

Medicamentos que contienen Retinoico ácido