QUINIDINA - Precauciones y advertencias

En el tratamiento del aleteo auricular, la reversión del ritmo sinusal puede ser precedida por una reducción progresiva del grado de bloqueo A-V a 1:1, lo que resulta en un ritmo ventricular extremadamente rápido. Este hecho azaroso puede reducirse suministrando digitálicos al paciente en forma previa. Las concentraciones plasmáticas de digoxina pueden duplicarse cuando se administra juntamente con quinidina. Estos pacientes deben ser monitoreados y debe reducirse la dosis de digoxina si lo requieren. Las manifestaciones de cardiotoxicidad de la quinidina (prolongación del QT, ensanchamiento del complejo QRS y las taquiarritmias ventriculares) deben conducir a la suspensión inmediata de la medicación. Debe ser usada con gran precaución en pacientes con bloqueo A-V incompleto, ya que puede llevar a un bloqueo completo y asistolia. Debe indicarse con precaución en insuficiencias cardíaca, hepática o renal, por el posible aumento de la concentración plasmática y, por lo tanto, de toxicidad. Los pacientes que reciben quinidina presentan en ocasiones cuadros sincopales por taquicardias ventriculares o fibrilación, que raramente son fatales. Dada la hepatotoxicidad descripta para esta droga deberá realizarse un control hepático en las primeras 4 a 8 semanas. Dado que la quinidina se excreta en leche materna debe indicarse con gran cuidado a mujeres que amamantan.