NEBIVOLOL - Sobredosificación

Los síntomas de sobredosificación con betabloqueantes son bradicardia, hipotensión, broncospasmo e insuficiencia cardíaca aguda. En caso de sobredosis o hipersensibilidad, se recomienda controlar los niveles de glucosa en sangre y eliminar cualquier residuo de la droga todavía presente en el tracto gastrointestinal mediante lavado gástrico, administración de carbón activado y/o un laxante. Puede requerirse respiración artificial. La bradicardia o reacciones vagales importantes deben tratarse por administración de atropina o metilatropina. La hipotensión y el shock deben tratarse con plasma/sustitutos del plasma y, si es necesario, catecolaminas. El efecto betabloqueante puede contrarrestarse por administración intravenosa lenta de clorhidrato de isoprenalina, empezando con una dosis de aproximadamente 5mg/min, o dobutamina, empezando por una dosis de aproximadamente 5mg/min, hasta que se haya obtenido el efecto requerido. En casos refractarios, puede combinarse isoprenalina con dopamina. Si esto no produce el efecto deseado, puede considerarse la administración intravenosa de 50 a 100mg/kg de glucagón. Si es necesario, la inyección puede repetirse dentro de una hora para continuar, si es necesario, con una infusión intravenosa de glucagón 70mg/kg/h. En casos extremos de bradicardia resistente al tratamiento puede implantarse un marcapasos.