LORMETAZEPAM - Precauciones y advertencias

Después de terminar el tratamiento, pueden presentarse alteraciones en el sueño a partir de la primera o segunda noche, pero no requieren tratamiento; los casos de insomnio de rebote son más frecuentes con dosis de 2mg y, especialmente, cuando se utilizan durante varias semanas. Administrar con precaución en pacientes con insuficiencia respiratoria crónica, en alteraciones crónicas de la función renal y hepática y en pacientes con depresión grave. En pacientes de edad avanzada, debilitados o con alteraciones vasculares cerebrales como arteriosclerosis, se aconseja administrar la mitad de la dosis de adultos para evitar una sedación excesiva o un deterioro de la coordinación. No administrar durante el embarazo y la lactancia. No administrar en niños ya que no se ha establecido la seguridad y eficacia del tratamiento con lormetazepam. Puesto que el uso de benzodiazepinas, en general, puede conducir a dependencia, se recomienda no aumentar las dosis prescritas, no prolongar el tratamiento más tiempo del recomendado ni interrumpirlo bruscamente, sino reducir gradualmente la dosis.