LINDANO - Precauciones y advertencias

Los estudios en animales no han demostrado que el fármaco tenga propiedades carcinogénicas ni mutagénicas. No se recomienda su uso durante el embarazo debido a que se absorbe a través de la piel y tiene potencial de toxicidad sobre el SNC. A pesar de no haberse descripto problemas en humanos por su uso durante la lactancia, se debe evaluar el riesgo-beneficio debido a que parte de esta droga se excreta por leche materna. No se recomienda en neonatos prematuros, porque su piel puede ser más permeable que la de neonatos a término y sus enzimas hepáticas pueden no estar suficientemente desarrolladas como para metabolizar el medicamento.