EZETIMIBE - Propiedades

Ezetimibe inhibe selectivamente la absorción intestinal de colesterol y fitosteroles. La administración de ezetimibe reduce los niveles de colesterol total, colesterol-LDL, Apo B y triglicéridos, a la vez que eleva la concentración de colesterol-HDL en pacientes con hipercolesterolemia. La administración simultánea de ezetimibe con un inhibidor de la enzima HMG-CoA reductasa muestra efectos sinérgicos en la reducción de los niveles séricos de colesterol total, colesterol-LDL, Apo B y triglicéridos, y logra elevar los valores de colesterol-HDL en mayor grado que cualquiera de dichas drogas administradas en forma de tratamiento único. El mecanismo de acción de ezetimibe difiere de otros hipocolesterolemiantes (inhibidores de la HMG-CoA reductasa, resinas secuestrantes, derivados del ácido fíbrico y esteroles vegetales). Ezetimibe parece localizarse en el borde ribeteado del intestino delgado e inhibir la absorción de colesterol. Luego de la administración oral ezetimibe se absorbe y es extensivamente conjugado dando origen a un glucurónido con actividad farmacológica que se excreta por vía biliar (78%) y renal (11%). El pico plasmático de la droga aparece luego de 4 a 12 horas posadministración oral, su unión a proteínas es mayor a 90%, su biodisponibilidad es variable entre sujetos, encontrándose valores en el rango de 35 a 60%; la proporcionalidad de dosis se ha observado entre 5 y 20mg, encontrándose que la administración concomitante con alimentos no altera en forma clínicamente significativa la absorción. La vida media plasmática de ezetimibe y su glucurónido son similares (aprox. 22 horas). En pacientes mayores de 65 años la concentración plasmática de la droga duplica la hallada en adultos jóvenes y niños mayores de 10 años. Se carece de datos farmacocinéticos en menores de 10 años. No se han hallado diferencias sustanciales en la farmacocinética entre hombres y mujeres, ni entre sujetos de distintas razas. En pacientes con reducción de la función hepática se observa aumento de la concentración plasmática, ignorándose el efecto de la exposición prolongada a esta droga en este grupo. En pacientes con enfermedad renal severa se observó incremento de 50% en la concentración plasmática.