ESMOLOL - Dosificación

Debe ser diluido a 10-20mg/ml antes de su uso. No diluir con soluciones de bicarbonato de sodio. Taquicardia supraventricular: la respuesta se obtiene en general con dosis de 50 a 200mg/kg/min ya que con dosis mayores no se logra mejorar la respuesta y aumenta el riesgo de reacciones adversas. Para iniciar el tratamiento administrar una infusión de carga de 500mg/kg/min durante un minuto; luego, continuar con una infusión de mantenimiento de 50mg/kg/min durante 4 minutos. Regular la infusión (subir o bajar) para mantener el efecto terapéutico y si éste no se alcanzó, se puede repetir la misma dosis de carga e incrementar la infusión de mantenimiento a 100mg/kg/min (4 minutos). En caso de que sea suficiente, repetir el esquema, carga de 500mg/kg/min y dosis de mantenimiento de 150mg/kg/min (4 minutos). Cuando se alcanza el efecto terapéutico (presión arterial o ritmo cardíaco deseado), se continúa con la dosis de mantenimiento más alta (200mg/kg/min). Al lograr un control adecuado de la frecuencia cardíaca o una condición clínica estable, puede pasarse a los antiarrítmicos alternativos [en dosis de: propanolol (10-20mg cada 4-6 horas); digoxina (0,125-0,5mg cada 6 horas); verapamilo (80mg cada 6 horas)]. Para la transición se debiera proceder de la siguiente manera: 1) 30 minutos después de administrar la primera dosis del agente alternativo, reducir la dosis de mantenimiento de esmolol a la mitad; 2) en la siguiente dosis del antiarrítmico alternativo, si el monitoreo indica que el paciente responde satisfactoriamente, suspender la infusión de esmolol. Taquicardia o hipertensión intraoperatoria: para el control inmediato se aplica una infusión en bolo de 80mg (aproximadamente 1mg/kg) en 30 segundos, seguida de una infusión de 150mg/kg/min si fuere necesario. La infusión puede regularse hasta 300mg/kg/min para mantener la presión arterial o el ritmo cardíaco deseado. Taquicardia o hipertensión posoperatoria: igual que en la taquicardia supraventricular.