DEXKETOPROFENO - Precauciones y advertencias

Administrar con precaución en pacientes con antecedentes de úlcera o alteraciones gastrointestinales. La aparición de algún indicio de intolerancia digestiva, tal como ardor estomacal y coloración oscura de las heces, requiere la inmediata interrupción del tratamiento. Administrar con especial cuidado en pacientes con historia de asma bronquial o enfermedades alérgicas, ya que el dexketoprofeno puede precipitar un episodio de broncospasmo. Al igual que otras drogas tipo AINE, el dexketoprofeno puede elevar los niveles plasmáticos de nitrógeno ureico y de creatinina, y ocasionar nefritis glomerular, nefritis intersticial, necrosis papilar renal, síndrome nefrótico e insuficiencia renal aguda. Administrar con precaución a pacientes con descompensación cardíaca, hipertensión o enfermedad cardiovascular ya que el dexketoprofeno produce retención hídrica y edema. En caso de aparición de evidencia clínica o de manifestaciones sistémicas indicativas de disfunción hepática, se aconseja suspender el tratamiento. No administrar durante el embarazo y la lactancia ni en niños.