CLOMETIAZOL - Dosificación

Las cápsulas de 500mg de edisilato de clometiazol contienen 192mg de principio activo; la suspensión oral, 250mg/5ml; y la infusión intravenosa, 0,8%, debido a las diferencias en la biodisponibilidad de estas formas farmacéuticas. Como hipnótico: 250mg-500mg (192mg-384mg de droga base) por día antes de acostarse. Como sedante diurno: 250mg (192mg de droga base) una vez al día. Retiro de la adicción alcohólica: 4.500mg a 6.000mg por día divididos en 3 o 4 tomas el primer día de tratamiento como dosis de ataque, y luego ir reduciendo gradualmente hasta alcanzar la dosis óptima. Este tratamiento se realizará en centros especializados por personal entrenado, y la duración total de la cura no deberá superar los 9 días por el riesgo de generar adicción o dependencia. En delirium tremens y síndromes de abstinencia alcohólica aguda se puede emplear la infusión IV de clometiazol al 0,8% con una posología minutada de 3ml a 7,5ml hasta lograr la narcosis hipnótica, para luego continuar con 0,5ml-1ml/minuto por goteo intravenoso. En casos de emergencia se pueden emplear 40ml-100ml administrados por fleboclisis durante un período de 3 a 5 minutos. En estados epilépticos se aplicarán 5ml-15ml/minuto de la misma solución intravenosa al 0,8% hasta un total de 40ml a 100ml, con lo que habitualmente se aborta la crisis convulsivante. En el status epilepticus en niños se sugiere una infusión inicial de 0,01ml/kg/minuto, y luego se continuará durante 2 días con dosis de mantenimiento. El tratamiento es de alternativa para sujetos refractarios a las benzodiazepinas (diazepam) o fenitoínas. En la toxemia preeclámpsica se indican 0,5ml-7,5ml/minuto de la solución al 0,8% durante el parto, continuando con una dosis de mantenimiento de 0,5ml/minuto las 12 horas siguientes. En estos pacientes se suelen asociar drogas antihipertensivas orales o inyectables para prevenir las recurrencias. Durante las convulsiones se aplicarán 5ml-10ml/minuto hasta que hayan desaparecido, continuando con un mantenimiento de 0,5ml-1ml/minuto. En la sedación de la anestesia regional se emplean 25ml/minuto durante 1 a 2 minutos hasta lograr la pérdida de la conciencia. En estos casos se debe atropinizar en la premedicación para evitar la rinitis y la congestión mucosa de la vía aérea.