BENCIDAMINA - Precauciones y advertencias

No se aconseja su empleo durante el embarazo y la lactancia, a menos que el beneficio para la madre supere el riesgo potencial para el feto. En tratamientos prolongados es adecuado realizar controles hematológicos periódicos.