BENCIDAMINA - Efectos secundarios

Es bien tolerado en el tracto digestivo, lo que va unido a su leve potencia antiinflamatoria. En algunos pacientes se han señalado trastornos digestivos, epigastralgias, náuseas, vómitos, diarrea, cefalea, rash cutáneo, que desaparecen con la supresión del tratamiento.