BECLOMETASONA - Propiedades

No se conocen con exactitud los mecanismos antiasmáticos sobre bronquios y bronquíolos, pero pueden estar relacionados con alguna de las acciones inmunosupresoras y antiinflamatorias de los glucocorticoides sistémicos. Estos evitan o suprimen las reacciones inmunes mediadas por las células (hipersensibilidad retardada) y reducen la importancia de la respuesta inmune primaria. También reducen o evitan la respuesta de los tejidos ante los procesos inflamatorios, posiblemente inhibiendo la acumulación de células inflamatorias, incluyendo macrófagos y leucocitos, en los lugares de la inflamación. Cuando se absorben en cantidades suficientes los corticoides por inhalación pueden producir supresión del eje hipotálamo-hipofisario suprarrenal u otros efectos de los glucocorticoides sistémicos. Se absorbe rápidamente a través de los tejidos respiratorio y gastrointestinal; sin embargo, los efectos sistémicos no suelen producirse con dosis habituales, debido a su rápido metabolismo. Su unión a las proteínas es alta (65% a 90%). Se metaboliza en el hígado y, aunque se puede producir alguna mejoría en menos de 1 semana, para conseguir una mejoría apreciable pueden ser necesarias de 1 a 4 semanas. Su vía de eliminación principal es la fecal y 12% a 15% de la dosis puede excretarse por la orina en forma de metabolitos conjugados y no conjugados.