PREBLOC - Precauciones

Los agentes beta-bloqueantes deben evitarse en pacientes con falla cardíaca evidente. La depresión continua al miocardio con los beta-bloqueadores puede precipitar falla cardíaca. A los primeros signos o síntomas de falla cardíaca, debe considerarse la interrupción de la droga. Debe evitarse el cese abrupto de los beta-bloqueadores. Incluso en pacientes sin enfermedad de la arteria coronaria notable, puede ser aconsejable reducir la terapia por aproximadamente 1 semana con el paciente bajo observación cuidadosa. Si ocurren los síntomas del retiro, debe restituirse la terapia con agentes beta-bloqueantes, al menos temporalmente. Los beta-bloqueadores deben usarse con precaución en pacientes con enfermedad vascular periférica. Los pacientes con enfermedad pulmonar broncoespástica no deberían, por lo general, recibir beta-bloqueadores. Si se usa preoperatorio (es decir, cerca del momento de la operación) deben tomarse cuidados particulares cuando se usan agentes anestésicos que deprimen la función del miocardio, tales como éter, ciclopropano y tricloroetileno. Los beta-bloqueadores pueden enmascarar algunas de las manifestaciones de la hipoglicema, particularmente la taquicardia. Los pacientes diabéticos que reciben insulina o agentes hipoglicémicos orales deben ser cautelosos. También la diabetes mellitus puede volverse manifiesta y los pacientes que reciben tiazidas pueden requerir ajuste de su dosis de insulina. El bloqueo beta-adrenérgico puede enmascarar los signos clínicos del hipertiroidismo. El retiro abrupto del beta-bloqueo puede continuar con una exacerbación de los síntomas del hipotiroidismo. En sujetos con depuración de creatinina por debajo de 40ml/minuto, la vida media en plasma de fumarato de bisoprolol en plasma se incrementa hasta tres veces, cuando se compara con sujetos saludables. Debe usarse con precaución en pacientes con función hepática deteriorada o enfermedad hepática progresiva. Deben realizarse controles periódicos de la función renal. Deben evaluarse periódicamente los niveles de electrolitos y ácido úrico.