PREBLOC - Dosificación

La dosis de bisoprolol debe individualizarse según las necesidades del paciente. Para el tratamiento de la hipertensión o cardiopatía isquémica crónica, la dosis usual de arranque es 5mg una vez al día. Si el efecto antihipertensivo de 5mg es inadecuado, la dosis puede incrementarse a 10mg. En pacientes con deterioro hepático o disfunción renal, la dosis diaria inicial debe ser 2,5mg y debe usarse con precaución en la titulación de la dosis, puesto que los datos limitados sugieren que el fumarato de bisoprolol no es dializable, no es necesario el reemplazo de la droga en pacientes sometidos a diálisis. No es necesario ajustar la dosis en pacientes ancianos, a menos que también haya una disfunción renal o hepática de importancia. No hay experiencia pediátrica con bisoprolol.