VéRTIGO Ficha de la Patología

Definición
El vértigo es una sensación de movimiento o giros que a menudo se describe como mareo.Pero no es lo mismo que sensación de mareo. Las personas con vértigo sienten como si realmente estuvieran girando o moviéndose, o como si el mundo estuviera girando a su alrededor.
Causas, incidencia y factores de riesgo
Existen dos tipos de vértigo:
  • El vértigo periférico se presenta si hay un problema con la parte del oído interno que controla el equilibrio (laberinto vestibular o canales semicirculares) o con el nervio vestibular que conecta el oído interno al tronco encefálico.
  • El vértigo central se presenta si hay un problema en el cerebro, en especial en el tronco encefálico o la parte posterior del cerebro (cerebelo).
El vértigo relacionado con el oído interno puede ser causado por:
  • Vértigo postural benigno (también llamado vértigo postural paroxístico benigno)
  • Medicamentos llamados antibióticos aminoglucósidos
  • Lesión (como un traumatismo craneal)
  • Laberintitis
  • Enfermedad de Ménière
El vértigo relacionado con el nervio vestibular puede ser causado por:
  • Inflamación (neuronitis)
  • Compresión del nervio (usualmente un tumor benigno como un meningioma o un schwannoma)
El vértigo relacionado con el tronco encefálico puede ser causado por:
  • Enfermedad vascular
  • Drogas (anticonvulsivos, ácido acetilsalicílico, alcohol)
  • Migraña
  • Esclerosis múltiple
  • Crisis epiléptica (rara vez)
Síntomas
El principal síntoma es una sensación de que uno o el cuarto se está moviendo o girando. Con el vértigo central, generalmente hay otros síntomas asociados con la afección que lo está causando, como los siguientes:
  • Dificultad para deglutir
  • Visión doble
  • Problemas con los movimientos de los ojos
  • Parálisis facial
  • Deterioro del habla
  • Debilidad en las extremidades
La sensación de giro puede causar náuseas y vómitos en algunas personas.
Signos y exámenes
Un examen físico puede revelar:
  • Problemas con el movimiento de los ojos, movimientos oculares involuntarios ( nistagmo)
  • Falta de coordinación y equilibrio, dificultad para caminar
  • Hipoacusia
  • Debilidad
Los exámenes para determinar la causa del vértigo pueden ser, entre otros, los siguientes:
  • Exámenes de sangre
  • Estudios de los potenciales auditivos evocados del tronco encefálico
  • Estimulación calórica
  • EEG
  • Electronistagmografía
  • Tomografía computarizada de la cabeza
  • Punción lumbar
  • Resonancia magnética de la cabeza y angiografía por resonancia magnética de los vasos sanguíneos del cerebro
Tratamiento
Los medicamentos para tratar el vértigo periférico pueden abarcar:
  • Anticolinérgicos (como escopolamina)
  • Antihistamínicos (como meclizina)
  • Benzodiazepinas (como diazepam o lorazepam)
  • Prometazina (para tratar las náuseas y los vómitos)
El vértigo postural benigno muy a menudo se trata con maniobras físicas que ayudan a reposicionar pequeñas estructuras en los canales semicirculares del oído interno. Esto reduce o detiene el vértigo.Se debe identificar y tratar la causa subyacente del vértigo central de manera apropiada.Trate de evitar las posiciones de la cabeza que produzcan vértigo y sea cauteloso en situaciones como conducir, caminar u operar maquinaria pesada, pues incluso episodios de vértigo cortos pueden ser peligrosos.
Expectativas (pronóstico)
El pronóstico depende de la causa del vértigo.
Complicaciones
El vértigo persistente que no mejora puede interferir con la conducción de vehículos, el trabajo y el estilo de vida. Asimismo, puede provocar caídas que pueden a su vez llevar a muchas lesiones, incluyendo fracturas de cadera.
Situaciones que requieren asistencia médica
Solicite una cita con el médico si el vértigo es persistente o problemático.
Referencias
Baloh RW. Hearing and equilibrium. In: Goldman L, Ausiello D, eds. Cecil Medicine. 23rd ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2007: chap 454.Bauer CA, Jenkins HA. Otologic symptoms and syndromes. In: Cummings CW, Flint PW, Haughey BH, et al., eds. Otolaryngology: Head & Neck Surgery. 4th ed. Philadelphia, Pa: Mosby Elsevier; 2005; chap 126.Actualizado: 10/30/2008Fecha de revisión: David C. Dugdale, III, MD, Professor of Medicine, Division of General Medicine, Department of Medicine, University of Washington School of Medicine; and Daniel B. Hoch, PhD, MD, Assistant Professor of Neurology, Harvard Medical School, Department of Neurology, Massachusetts General Hospital. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M., Inc.
A.D.A.M., Inc. está acreditada por la Comisión Norteamericana de Certificación de la Atención Médica (American Accreditation HealthCare Commission, URAC: www.urac.com). La acreditación de la URAC es la primera en su género y requiere el riguroso cumplimiento de 53 estándares de calidad e integridad, verificados por un comité auditor independiente. A.D.A.M. es una de las primeras empresas prestadoras de información y servicios de salud en la red que ha logrado esta prestigiosa distinción. Para conocer más sobre el comité de editores de A.D.A.M., diríjase http://www.adam.com/urac/edrev.htm. A.D.A.M. es también uno de los miembros fundadores de la Junta Ética de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics: www.hiethics.com) y cumple con los principios de la Fundación de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch).
La información que aquí se presenta no debe utilizarse para casos de emergencia médica ni para realizar diagnósticos o tratamientos de enfermedad o condición médica alguna. Se debe consultar a un médico calificado para el diagnóstico y tratamiento de cualquiera y de todos los problemas médicos. Si vive en los Estados Unidos, llame al 911 para todas las emergencias médicas. A.D.A.M. no se responsabiliza ni garantiza la exactitud, fiabilidad, integridad, actualidad o puntualidad del contenido, texto o gráficos. Se proporcionan hipervínculos hacia otros sitios web para información solamente, mas no como respaldo o estrategia de promoción de dichos sitios. Derechos de autor 1997-2009, A.D.A.M., Inc. Cualquier reproducción o distribución de la información aquí presentada está estrictamente prohibida.

Medicamentos para el tratamiento de Vértigo