RAQUITISMO - Causas, incidencia y factores de riesgo

La vitamina D ayuda al cuerpo a controlar apropiadamente los niveles de calcio y fósforo en el cuerpo. Cuando el cuerpo carece de esta vitamina, es incapaz de controlar adecuadamente los niveles de estos minerales. Si los niveles sanguíneos de esos minerales disminuyen demasiado, el cuerpo puede producir otras hormonas corporales para estimular la liberación de calcio y fósforo de los huesos, lo cual lleva a que se presenten huesos débiles y blandos.La vitamina D puede ser absorbida de los alimentos o puede ser producida por la piel cuando ésta se expone a la luz solar. La falta de producción de vitamina D por parte de la piel puede ocurrir si la persona está confinada en espacios interiores, trabaja en lugares cerrados durante las horas de luz o vive en climas con poca exposición a la luz del sol.Debido a que la vitamina D es una vitamina liposoluble, los trastornos de malabsorción que reducen la digestión o absorción de las grasas disminuirán la capacidad de esta vitamina para ser absorbida en el organismo.La deficiencia de vitamina D en la dieta puede ocasionalmente observarse en personas vegetarianas, personas que no beben productos lácteos o aquellas que presentan intolerancia a la lactosa (aquellos que tienen problemas para digerir productos lácteos). Los bebés alimentados exclusivamente con leche materna también pueden desarrollar deficiencia de vitamina D, ya que esta leche no suministra la cantidad apropiada de dicha vitamina. Esto puede ser un problema particular para los niños de piel más oscura en los meses de invierno, cuando hay niveles de luz solar más bajos.La ingesta insuficiente de calcio y fósforo en la dieta puede también llevar a que se presente raquitismo. El raquitismo como producto de una carencia dietética de estos minerales es poco frecuente en los países desarrollados porque el calcio y el fósforo se encuentran en la leche y en los vegetales de hoja verde.Los genes de una persona pueden incrementar el riesgo de padecer raquitismo. El raquitismo hereditario es una forma de la enfermedad que se transmite a través de las familias y ocurre cuando los riñones son incapaces de retener el fósforo. El raquitismo puede ser causado también por trastornos renales que involucran acidosis tubular renal.Ocasionalmente, el raquitismo puede presentarse igualmente en niños que tienen trastornos hepáticos o cuando no pueden convertir la vitamina D a su forma activa.El raquitismo es muy poco frecuente en los Estados Unidos. Ocurre más probablemente durante períodos de crecimiento rápido donde el cuerpo demanda niveles altos de calcio y fósforo. Se observa por lo general en niños de 6 a 24 meses de edad y es poco común en recién nacidos.