DEPRESIóN Ficha de la Patología

Nombres alternativos
Melancolía; Desánimo; Tristeza; Desilusión; Desmotivación; Cambios en el estado de ánimo
Definición
La depresión se puede describir como el hecho de sentirse triste, melancólico, infeliz, miserable o derrumbado. La mayoría de las personas se sienten de esta manera una que otra vez durante períodos cortosLa verdadera depresión clínica es un trastorno del estado anímico en el cual los sentimientos de tristeza, pérdida, ira o frustración interfieren con la vida diaria durante un período prolongado.Ver también:
  • Depresión en adolescentes
  • Depresión en los ancianos
Consideraciones generales
La depresión generalmente se clasifica en términos de gravedad como leve, moderada o severa. El médico puede determinar el grado de la depresión, lo cual influencia la forma como se debe tratar. Los síntomas de depresión abarcan:
  • Dificultad para conciliar el sueño o exceso de sueño
  • Cambio dramático en el apetito, a menudo con aumento o pérdida de peso
  • Fatiga y falta de energía
  • Sentimientos de inutilidad, odio a sí mismo y culpa inapropiada
  • Dificultad extrema para concentrarse
  • Agitación, inquietud e irritabilidad
  • Inactividad y retraimiento de las actividades usuales
  • Sentimientos de desesperanza y abandono
  • Pensamientos recurrentes de muerte o suicidio
La baja autoestima es común con la depresión, al igual que los arrebatos repentinos de ira y falta de placer en actividades que normalmente lo hacen feliz, incluyendo la actividad sexual.Es posible que los niños deprimidos no tengan los síntomas clásicos de la depresión en los adultos. Vigile especialmente los cambios en el rendimiento escolar, el sueño y el comportamiento. Si usted cree que su hijo podría estar deprimido, vale la pena consultarlo con el médico.Los tipos principales de depresión abarcan:
  • Depresión grave: deben presentarse 5 o más síntomas de la lista de arriba, durante al menos dos semanas, aunque esta afección tiende a continuar por al menos 6 meses. (La depresión se clasifica como depresión menor si se presentan menos de 5 de estos síntomas durante al menos dos semanas). En otras palabras, la depresión menor es similar a la depresión mayor o grave, excepto que la primera sólo tiene de 2 a 4 síntomas).
  • Depresión atípica: ocurre en aproximadamente un tercio de los pacientes con depresión. Los síntomas abarcan comer y dormir en exceso. Estos pacientes tienden a tener un sentimiento de estar oprimidos y reaccionan fuertemente al rechazo.
  • Distimia: una forma de depresión más leve que dura hasta 2 años.
Otras formas comunes de depresión abarcan:
  • Depresión posparto: muchas mujeres se sienten deprimidas después de tener el bebé, pero la verdadera depresión posparto es poco común.
  • Trastorno disfórico premenstrual (PMDD, por sus siglas en inglés): síntomas depresivos que ocurren una semana antes de la menstruación y desaparecen después de menstruar.
  • Trastorno afectivo estacional (SAD, por sus siglas en inglés): ocurre durante las estaciones de otoño e invierno y desaparece durante la primavera y el verano, probablemente debido a la falta de luz solar.
La depresión también puede ocurrir con manías (conocida como depresión maníaca o trastorno bipolar). En esta afección, los estados de ánimo están en un ciclo entre manía y depresión.La depresión es más común en las mujeres que en los hombres y es especialmente frecuente durante los años de adolescencia. Los hombres parecen buscar ayuda con relación a sentimientos de depresión con menos frecuencia que las mujeres; por lo tanto, las mujeres pueden simplemente tener más casos documentados de depresión.
Causas comunes
La depresión a menudo es un mal de familia, esto posiblemente debido a los genes (hereditaria), comportamiento aprendido o ambos. Incluso si los genes hacen que usted tenga mayor probabilidad de presentar depresión, un hecho estresante o una vida infeliz generalmente desencadenan el comienzo de un episodio depresivo.La depresión se puede originar por:
  • Alcoholismo o drogadicción
  • Eventos en la infancia como maltrato o rechazo
  • Estrés crónico
  • Muerte de un amigo o familiar
  • Una desilusión en el hogar, en el trabajo o en la escuela (en los adolescentes, por ejemplo, puede darse por la ruptura de relaciones con el novio o la novia, perder una materia o el divorcio de los padres)
  • Medicamentos como tranquilizantes y antihipertensivos
  • Enfermedades como hipotiroidismo (baja actividad de la tiroides), cáncer o hepatitis
  • Deficiencias nutricionales (como falta de folato y ácidos grasos omega-3)
  • Pensamientos demasiado negativos acerca de uno mismo y la vida, culparse a sí mismo y fracaso con las habilidades para resolver problemas sociales
  • Un dolor prolongado o tener una enfermedad grave
  • Problemas de sueño
  • Aislamiento social (común en los ancianos)
Cuidados en el hogar
Si usted presenta depresión durante dos semanas o más, debe ponerse en contacto con el médico, quien le puede ofrecer opciones de tratamiento. Sin importar si presenta una depresión leve o una depresión mayor, las siguientes medidas de cuidados personales pueden ayudar:
  • Duerma bien
  • Consuma una dieta nutritiva y saludable
  • Haga ejercicio regularmente
  • Evite el consumo de alcohol, marihuana y otras drogas psicoactivas
  • Involúcrese en actividades que normalmente le den felicidad, incluso si no siente deseos de hacerlo
  • Pase el tiempo con familiares y amigos
  • Trate de hablar con clérigos o consejeros espirituales quienes pueden ayudar a darle sentido a experiencias dolorosas
  • Piense en la oración, la meditación, el tai chi o la biorretroalimentación como formas de relajarse o sacar a flote las fortalezas interiores
  • Agregue ácidos grasos omega-3 a la dieta, los cuales se pueden obtener del pescado de agua fría como el atún, el salmón o la caballa
  • Tome folato (vitamina B9) en forma de un suplemento multivitamínico (400 a 800 microgramos)
Si la depresión ocurre en los meses de otoño o invierno, ensaye con fototerapia usando una lámpara especial que simula la luz del sol.Muchas otras personas ensayan con una hierba popular que no requiere receta médica llamada la hierba de San Juan. Algunos estudios sugieren que este remedio puede servir para la depresión leve, pero no para la depresión moderada o severa. Tenga cuidado con esta hierba, ya que tiene muchas interacciones potenciales con drogas y NO SE DEBE tomar con antidepresivos recetados, píldoras anticonceptivas, inhibidores de proteasa para VIH, teofilina, warfarina, digoxina, reserpina, ciclosporina o loperamida. Consulte con el médico si está pensando en utilizar esta hierba para la depresión leve.En caso de presentarse depresión moderada a severa, probablemente el plan de tratamiento más efectivo será una combinación de orientación psicológica y medicamentos.
Se debe llamar al médico si
Llame al 911, a una línea nacional de ayuda en casos de suicidio o acuda a la sala de urgencias más cercana si tiene pensamientos suicidas, un plan para cometer suicidio o intenciones de hacerse daño o lastimar a otros.Llame al médico de inmediato si:
  • Escucha voces que no existen.
  • Presenta episodios frecuentes de llanto con poca o sin ninguna provocación.
  • Ha tenido sentimientos de depresión que perturban la vida laboral, escolar o familiar por más de dos semanas.
  • Presenta tres o más de los síntomas de depresión.
  • Piensa que uno de los medicamentos que está tomando actualmente puede estar causándole depresión. Sin embargo, NO cambie ni suspenda los medicamentos sin previa consulta con el médico.
  • Cree que debe reducir el consumo de alcohol, un miembro de la familia o un amigo le ha pedido que lo haga, se siente culpable con relación a la cantidad de alcohol que consume o el alcohol es lo primero que bebe en la mañana.
Lo que se puede esperar en el consultorio médico
Se hace la historia clínica completa, una entrevista psiquiátrica y se realiza un examen físico para tratar de clasificar la depresión como leve, moderada o severa y ver si hay una causa subyacente tratable (como consumo excesivo de alcohol o baja actividad de la tiroides). Por lo general, se recomienda hospitalización cuando el suicidio parece posible.Es de esperar alguna exploración de los asuntos y eventos asociados con los sentimientos de depresión. El médico hará preguntas acerca de:
  • El estado de ánimo depresivo y otros síntomas (sueño, apetito, concentración, energía).
  • Posibles factores estresantes en la vida y los sistemas de apoyo en el lugar.
  • Si alguna vez han cruzado por su mente pensamientos para terminar con su vida.
  • Consumo de alcohol y drogas, y los medicamentos que esté tomando en la actualidad si los hay.
El tratamiento varía de acuerdo con la causa y gravedad de los síntomas depresivos, así como las preferencias personales del paciente. La terapia más efectiva para una depresión moderada o severa es una combinación de medicamentos antidepresivos y psicoterapia; mientras que para la depresión leve, la asesoría y las medidas de cuidados personales sin medicamentos pueden ser suficientes.Si está tomando otros medicamentos para otros propósitos que pudieran causar depresión como efecto secundario, es posible que sea necesario cambiarlos. Sin embargo, NO cambie ni deje de tomar ningún medicamento sin consultar con el médico.Para las personas que se encuentran tan deprimidas que son incapaces de valerse por sí mismas o que tienen una tendencia suicida y no se les puede cuidar de manera segura en la comunidad, puede ser necesaria la hospitalización psiquiátrica.
Prevención
Los hábitos de vida saludables pueden ayudar a prevenir la depresión o disminuir las posibilidades de que se presente de nuevo. Dichos hábitos abarcan alimentarse de manera adecuada, hacer ejercicio regularmente, aprender a relajarse y no consumir alcohol ni drogas.La asesoría le puede ayudar en los momentos de aflicción, estrés o desánimo. La terapia de familia puede ser particularmente importante para los adolescentes que se sienten deprimidos.Si se siente socialmente aislado o solitario, trate de involucrarse en servicios voluntarios o en actividades grupales.
Referencias
Moore DP, Jefferson JW. Major Depressive Disorder. In: Moore DP, Jefferson JW, eds. Handbook of Medical Psychiatry. 2nd ed. Mosby, Inc., 2004:chap 74.Guide to Clinical Preventive Services: Screening for Depression, Recommendations and Rationale. Rockville, Md. US Preventive Services Task Force, Dept of Health and Human Services, Public Health Service, Agency for Health Care Policy and Research. Ann Intern Med. 2002; 136(10): 760–764.Practice Guideline for the Treatment of Patients With Major Depressive Disorder, 2nd ed. Arlington, VA: American Psychiatric Association; 2005.Conway MW, Miller MN. Mood disorders. In: Rakel P, Bope ET, eds. Conn"s Current Therapy 2008. 60th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2008:chap 281.Schiffer RB. Psychiatric disorders in medical practice. In: Goldman L, Ausiello D, eds. Cecil Medicine. 23rd ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier;2007:chap 420.Actualizado: 1/20/2009Fecha de revisión: Paul Ballas, DO, Department of Psychiatry, Thomas Jefferson University Hospital, Philadelphia, PA. Review provided by VeriMed Healthcare Network. Also reviewed by David Zieve, MD, MHA, Medical Director, A.D.A.M., Inc.
A.D.A.M., Inc. está acreditada por la Comisión Norteamericana de Certificación de la Atención Médica (American Accreditation HealthCare Commission, URAC: www.urac.com). La acreditación de la URAC es la primera en su género y requiere el riguroso cumplimiento de 53 estándares de calidad e integridad, verificados por un comité auditor independiente. A.D.A.M. es una de las primeras empresas prestadoras de información y servicios de salud en la red que ha logrado esta prestigiosa distinción. Para conocer más sobre el comité de editores de A.D.A.M., diríjase http://www.adam.com/urac/edrev.htm. A.D.A.M. es también uno de los miembros fundadores de la Junta Ética de Salud en Internet (Health Internet Ethics, o Hi-Ethics: www.hiethics.com) y cumple con los principios de la Fundación de Salud en la Red (Health on the Net Foundation: www.hon.ch).
La información que aquí se presenta no debe utilizarse para casos de emergencia médica ni para realizar diagnósticos o tratamientos de enfermedad o condición médica alguna. Se debe consultar a un médico calificado para el diagnóstico y tratamiento de cualquiera y de todos los problemas médicos. Si vive en los Estados Unidos, llame al 911 para todas las emergencias médicas. A.D.A.M. no se responsabiliza ni garantiza la exactitud, fiabilidad, integridad, actualidad o puntualidad del contenido, texto o gráficos. Se proporcionan hipervínculos hacia otros sitios web para información solamente, mas no como respaldo o estrategia de promoción de dichos sitios. Derechos de autor 1997-2009, A.D.A.M., Inc. Cualquier reproducción o distribución de la información aquí presentada está estrictamente prohibida.

Medicamentos para el tratamiento de Depresión