CARDIOPATíA ISQUéMICA - Complicaciones

La cardiopatía isquémica puede provocar una serie de complicaciones serias, incluyendo:
  • Ataque al corazón. Si una arteria coronaria se bloquea totalmente, la falta de sangre y oxígeno puede conducir a un ataque al corazón que destruye parte del miocardio.
  • Ritmo cardíaco irregular. Cuando el corazón no recibe suficiente sangre y oxígeno, los impulsos eléctricos que coordinan los latidos del corazón pueden no funcionar correctamente, provocando que el corazón lata demasiado rápido, demasiado lento o de forma irregular. En algunos casos, las arritmias pueden ser potencialmente mortales.
  • Insuficiencia cardiaca. La isquemia miocárdica puede dañar el corazón, lo que lleva a una reducción de su capacidad para bombear eficazmente sangre al resto del cuerpo. Este daño puede conducir a insuficiencia cardíaca.