ANSIEDAD - Consideraciones generales

El estrés es una parte normal de la vida de toda persona y en bajos niveles es algo bueno, ya que motiva y puede ayudar a las personas a ser más productivas. Sin embargo, el exceso de estrés o una respuesta fuerte al estrés es dañina. Esto puede predisponer a la persona a tener una salud general deficiente, al igual que enfermedades físicas y psicológicas específicas como infección, enfermedad cardíaca o depresión. El estrés persistente e inexorable a menudo lleva a que se presente ansiedad y comportamientos nocivos como comer demasiado o consumir alcohol o drogas.Los estados emocionales como aflicción o depresión y problemas de salud como la hiperactividad de la tiroides, bajo nivel de azúcar en la sangre o un ataque cardíaco también pueden causar estrés.La ansiedad usualmente se presenta acompañada de diversos síntomas físicos tales como:
  • Fasciculaciones o temblores
  • Tensión muscular, dolores de cabeza
  • Sudoración
  • Resequedad en la boca, dificultad para deglutir
  • Dolor abdominal (puede ser el único síntoma de estrés especialmente en un niño)
Algunas veces, otros síntomas acompañan a la ansiedad:
  • Mareo
  • Frecuencia cardíaca rápida o irregular
  • Respiración rápida
  • Diarrea o necesidad frecuente de orinar
  • Fatiga
  • Irritabilidad, incluyendo pérdida del temperamento
  • Dificultad para dormir y pesadillas
  • Disminución de la capacidad de concentración
  • Problemas sexuales
Los trastornos de ansiedad son un grupo de afecciones psiquiátricas que involucran ansiedad excesiva e incluyen: trastorno de ansiedad generalizada, fobias específicas, trastorno obsesivo-compulsivo y fobia social.