Prospecto MORFINA CLORHIDRATO

Composición
Cada ml contiene: morfina 10mg.
Indicaciones
Hipnoanalgésico. Tratamiento moderado a severo en pacientes que requieran analgesia potente durante un tiempo prolongado.
Dosificación
Vía IM o IV: 10-20mg c/4 a 8 horas.
Contraindicaciones
Depresión respiratoria, en ausencia de un equipo de reanimación, y asma bronquial aguda o grave. Pacientes que presentan o se sospecha que pueden desarrollar íleo paralítico.
Reacciones adversas
Con mayor frecuencia: constipación, somnolencia, mareos, sedación, náuseas, vómitos, sudoración, disforia y euforia. Con menor frecuencia: debilidad, cefalea, temblores, convulsiones, alteraciones del humor, sueños, alucinaciones transitorias, alteraciones visuales, insomnio, aumento de la presión intracraneana, laringospasmo, anorexia, diarrea, alteraciones del gusto, taquicardia, hipotensión, prurito, urticaria, efecto antidiurético, nistagmo, diplopía y parestesias. La morfina es una droga capaz de inducir abuso y causar dependencia psíquica y física; cuando es suprimida en forma abrupta se produce el síndrome de abstinencia, que ocurre luego del uso prolongado (varias semanas) de la droga.
Advertencias
Depresión respiratoria: constituye el mayor riesgo en el uso; ocurre con más frecuencia en ancianos y pacientes debilitados; usar con mucho cuidado en pacientes con enfermedad pulmonar obstructiva crónica. Daño cerebral y aumento de la presión intracraneana. La depresión respiratoria con retención del dióxido de carbono y el aumento secundario de la presión del líquido cefalorraquídeo pueden verse agravadas en presencia de un traumatismo de cráneo. Efecto hipotensor: la morfina puede causar hipotensión severa, en especial en individuos deshidratados o cuando se administra junto con fenotiazinas o con anestésicos generales; por VO puede producir hipotensión ortostática en pacientes ambulatorios. Los recién nacidos de mujeres dependientes de analgésicos opiáceos pueden presentar dependencia física, depresión respiratoria y síntomas de abstinencia. La selección de los pacientes para ser tratados con morfina debe tener en cuenta: conocer el riesgo mayor que existe en cuanto al uso de morfinosímiles en pacientes ancianos, debilitados, insuficientes renales o hepáticos, con hipotiroidismo o mixedema, con insuficiencia adrenocortical, con depresión del sensorio, psicóticos, con hipertrofia prostática, alcohólicos y con cifoscoliosis.
Interacciones
Los efectos depresores centrales de la morfina se potencian cuando se asocia con otros depresores del SNC, como hipnóticos, neurolépticos, ansiolíticos, anestésicos generales y alcohol. Los hipnoanalgésicos pueden aumentar el efecto bloqueante neuromuscular de los relajantes musculares y agravar la depresión respiratoria. La morfina asociada con antidepresivos IMAO puede provocar cuadros de excitación o depresión con hipotensión o hipertensión.
Presentación
Caja con 100 ampollas inyectables de 10mg/ml E.F.G.32.391.

Agregar un Comentario

  Gracias!
Su mensaje ha sido enviado.

Los comentarios aquí publicados son ajenos al personal que administra esta web. Es por ello que aconsejamos que se tomen con mucha precaución y que, en caso de tener una duda de carácter médico, acuda a su médico de cabecera. *