COMBIVIR - Reacciones adversas

Durante la terapia la lamivudina y combinada con zidovudina contra la enfermedad VIH se ha reportado eventos adversos. En muchos casos, no queda claro si estos eventos están realcionados con lamivudina, con zidovudina o con otros medicamentos, o bien si son el resultado del proceso de la enfermadad existente. Lamivudina: alteraciones de la sangre y sistema linfático: neutropenia, anemia, trombocitopenia, aplasia eritrocítica pura. Alteraciones del sistema nervioso: cefalea, parestesia. Se ha reportado neupatía periférica, aun cuando es incierta una relación casual con el tratamiento. Alteraciones gastrointestinales: náuseas, vómitos, dolor abdominal alto, diarrea, pancreatitis, aun cuando la relación casual con el tratamiento es incierta. Incrementos en los niveles séricos de amilasa. Alteraciones hepatobiliares: aumentos transitorios en enzimas hepáticas (AST, ALT). Alteraciones de la piel y tejido subcutáneo: exantema, alopecia. Alteraciones musculoesqueléticas y del tejido contectivo: artralgias, trastornos musculares, rabdomiólisis, síndrome similar a la polimiositis. Trastornos generales: fatiga, malestar general, fiebre. Dermatológicas: síndrome similar Steven-Johnson e hipermigmentación en las uñas. Zidovudina: alteraciones de la sangre y sistema linfático: anemia (la cual puede requerir transfusiones), neutropenia y leucopenia. Estos efectos ocurren con mayor frecuencia cuando se administran las dosis más elevadas (1.200-1.500mg/día) y en pacientes con enfermedad por VIH avanzada (especialmente cuando existe poca reserva de la médula ósea previa al tratamiento), y particularmente en pacientes con conteo de células CD4+ menor de 100/mm3. Puede ser necesaria la disminución de la dosis o la suspensión del tratamiento. También se incrementó la incidencia de neutropenia en aquellos pacientes cuya cuenta de neutrófilos, niveles de hemoglobina y de vitamina B12 en suero se encontraban bajo el inicio de la terapia con zidovudina. Trombocitopenia y pancitopenia (con hipoplasia medular). Aplasia eritrocítica pura. Anemia aplásica. Alteraciones metabólicas y endocrinas: acidosis láctica en ausencia de hipoxemia, anorexia. Alteraciones psiquíatricas: ansiedad y depresión. Alteraciones del sistema nervioso: cefalea, mareos, insomnio, parestesia, somnolencia, pérdida de la lucidez mental, convulsiones. Alteraciones cardíacas: cardiomiopatía. Alteraciones respiratorias y torácicas: disnea, tos. Alteraciones gastrointestinales: náuseas, vómitos, dolor abdominal, diarrea, flatulencia, pigmentación de la mucosa oral, alteraciones del sentido del gusto y dispepsia. Pancreatitis. Alteraciones hepatobiliares: aumento de los niveles sanguíneos de enzimas hepáticas y bilirrubina. Alteraciones hepáticas tales como hepatomegalia grave con esteatosis. Alteraciones de la piel y tejido subcutáneo: exantema, prurito, pigmentación de las uñas y la piel, urticaria y sudoración. Alteraciones musculoesqueléticas y de tejido conectivo: mialgias, miopatía. Alteraciones renales y urinarias: micción frecuente. Alteraciones del sistema reproductor y de mama: ginecomastia. Alteraciones generales y afección en el sitio de administración: malestar general, fiebre, dolor generalizado y astenia, escalofríos, dolor en el pecho, síndrome tipo influenza.