BRUDOL - Advertencias

No se administre durante el embarazo o cuando se sospeche su existencia ni durante la lactancia, a menos que, a criterio médico el balance beneficio/riesgo sea favorable. En caso de ser imprescindible su uso por no existir otra alternativa terapéutica, suspéndase temporalmente la lactancia materna mientras dure el tratamiento. Se debe informar al médico de cualquier efecto indeseable, especialmente en trastornos del tubo digestivo.