BRAL - Precauciones

Con la administración de dipirona, se ha descrito agranulocitosis como reacción adversa posible, aunque de baja incidencia; por lo que es recomendable no prolongar el tratamiento durante más de una semana. Cuando sea necesaria su administración por más tiempo, ya sea en forma continua o intermitente, deben realizarse controles hematológicos. Debe evitarse su uso con otros analgésicos, antiinflamatorios, corticosteroides, cloranfenicol, y especialmente citostáticos y antimetabolitos. Pacientes con alteración del funcionalismo hepático o renal, hipertensión arterial, porfiria, historia de úlcera gastrointestinal, sangrado.