ATENOLOL - Precauciones

Los betabloqueadores disminuyen el volumen minuto cardíaco, por lo cual debe administrarse con precaución en aquellas patologías donde la disminución de dicho volumen puede resultar perjudicial. Al iniciar el tratamiento puede haber un aumento de la resistencia vascular periférica total (R.V.P.T). En caso que la R.V.P.T. permanezca elevada, se recomienda sustituir o completar la terapia antihipertensiva. El atenolol puede enmascarar los signos iniciales del cuadro hipoglicémico en pacientes con insuficiencia cardíaca latente, enfermedades broncoespásticas, broncospasmo, hipertiroidismo, insuficiencia renal y en pacientes que requieran cirugías mayores que ameriten anestesia general.