ANASMOL - Contraindicaciones

La warfarina sódica está contraindicada en cualquier condición patológica localizada o general, en que el peligro de hemorragia puede ser mayor que su beneficio clínico potencial, tales como: embarazo, amenaza de aborto, úlceras digestivas. Además, la warfarina sódica puede causar defectos congénitos si es administrada durante el primer trimestre del embarazo, ya que es capaz de atravesar la barrera placentaria, así mismo puede ocasionar hemorragias fetales. Por otra parte puede pasar a la leche materna y ocasionar hipoprotrombinemia en lactantes.