ACTIPRAM - Advertencias

No se administre durante el embarazo o cuando se sospeche su existencia ni durante la lactancia a menos que a criterio médico el balance beneficio/riesgo sea favorable. En caso de ser imprescindible su uso por no existir otra alternativa terapéutica suspéndase temporalmente la lactancia materna mientras dure el tratamiento. Es recomendable vigilancia estricta a los pacientes durante las etapas iniciales de la terapia con el fin de detectar precozmente los siguientes cuadros patológicos: síndrome extrapiramidal, acatisia, convulsiones, tics, sordera, ideas o intentos suicidas, episodio maníaco, reacción paranoide, disfunción sexual, síndrome de secreción inapropiada de hormona antidiurética. Evítese la suspensión brusca del fármaco. En caso de cambio de terapia antidepresiva debe realizarse un período de lavado de dos a tres semanas entre un tratamiento y otro, especialmente si el fármaco a administrar es un depresor de la MAO.